Nike, “si tienes un cuerpo, eres un atleta”

Nike

Los orígenes de la marca Nike se remontan a la década de los 50 cuando Bill Bowerman, entrenador de la universidad de Oregon buscaba ofrecer a sus atletas ventajas competitivas. Probó diferentes cosas pero donde más esfuerzos realizó fue en la innovación del calzado. A pesar de su demanda, las marcas de calzado de la época no realizaban ningún cambio en sus zapatillas. Así que Bowerman empezó a realizar modificaciones en los zapatos de sus atletas. El estudiante Phil Knight formó parte del equipo de Bowerman y a pesar de que una vez graduado en la Universidad de Oregon marchó a la Universidad de Stanford (donde obtuvo un MBA en finanzas) no perdieron el contacto.

Cuando Knight terminó sus estudios no tenía conocimiento alguno sobre la fabricación de calzado deportivo pero la pasión que le había llevado a formar parte del equipo de atletismo lo impulsó a redactar una propuesta a las compañías productoras de calzado en Japón para que consideraran hacer frente a la marca alemana que en ese momento dominaba la industria del calzado en Estados Unidos. No recibió respuesta alguna, por este motivo, decidió viajar a Japón donde visitó una compañía que hacía las zapatillas de la marca Tiger (Onitsuka Company). Allí se hizo pasar por el Director de una importante empresa de calzado americano y logró persuadir a Tiger para que fuese un distribuidor de su marca en Estados Unidos.

Tras su viaje, Phil recibió las primeras muestras de la empresa japonesa y decidió enviarle a Bowerman unos pares de zapatos. Para sorpresa de Knight, Bowerman aportó sus ideas de mejora al calzado de Tiger además de proponerle asociación para trabajar juntos. Ese fue el comienzo de “Blue Ribbon Sports” que se registró más tarde como Nike. Fue en la década de los 60 cuando crearon la sociedad convirtiéndose así en la distribuidora de calzado deportivo de la firma Tiger. En 1964 realizarían la primera orden de 300 pares.

Los dos socios tenían trabajos a tiempo completo por lo que necesitaban alguna persona que pudiera ayudarles en las demandas diarias que no paraban de aumentar. Knight conoció en Stanford a otro apasionado del atletismo, Jeff Johson, quien se hizo cargo de la empresa. Jeff no solo lograba cumplir con el deber que le habían encomendado, además, creó los primeros anuncios impresos, materiales de marketing,  estableció un sistema de pedidos por correo, abrió la primera tienda de Blue Ribbon Sports y llevó el control de la mercancía, con el objetivo de convertirse en una pieza clave dentro de la empresa.

DE INTERMEDIARIOS A DISTRIBUIDORES

Iniciada la época de los 70, la relación entre Onitsuka y Blue Ribbon Sports empezó a deteriorarse. La unión empezó resquebrajarse pero el trabajo iniciado por Jeff, empujó a que Bill Bowerman y Phil Knight decidieran dar el salto para pasar de intermediarios a convertirse en distribuidores y diseñadores de su propia marca de zapatos.

Tres años después de la fundación de su empresa, en 1971 era necesario un logo corporativo para empezar a crear marca. El empresario Knight fijó sus miradas en la diosa griega Niké (en la acrópolis de Atenas cuenta con su propio templo) conocida por dos virtudes: la velocidad y la destreza. El nombre de la empresa para su marca de calzado deportivo ya estaba elegido: Nike.

En la Universidad de Portland, Phil conoció a Carolyn Davidson, estudiante de diseño gráfico. Años más tarde se convertirían en marido y mujer. Davidson desarrolló el Logo de la compañía. Para su diseño se basó en el ala de la Victoria de Samotracia, diosa griega cuyo nombre original es Niké. Su símbolo se escribe en inglés “Swoosh”. La escultura preside las escalinatas del Louvre que tienen un goteo constante de visitantes diarios. Muchos de ellos pasan por delante sin saber que esa escultura fue la que inspiró a uno de los fundadores de la compañía para bautizar a la empresa de ropa y para su logotipo. En la mitología griega, es símbolo del triunfo. Según la leyenda, Niké vivió entre los mortales durante sus primeros años de vida pero al conocer el lado más sombrío de la humanidad (la maldad, el crimen y el odio) decidió volver al Olimpo. Su figura presidió durante siglos competiciones atléticas y militares. Este hecho desencadenó que desde los Juegos Olímpicos de Ámsterdam 1928 apareciera en el reverso de las medallas. Davidson continuó diseñando para Nike realizando, entre otros, folletos y catálogos.

A mediados de los 80, el desarrollo de unas zapatillas para Michael Jordan (un novato de la NBA) dio visibilidad global a la firma que consiguió diferenciarse del resto de competidores. Le seguirían varios contratos con futbolistas destacados de la selección de Brasil y con una joven promesa del golf, Tiger Woods. A principios de los 90 la empresa desarrolló una serie de eslóganes para posicionar la marca y en 1998 nació el más famoso y que dio la vuelta al mundo: “Just do it” (Sólo hazlo).

La firma de ropa deportiva continúa su expansión en nuevos mercados. La búsqueda de desarrollo de mejores productos ha conseguido convertir a las prendas de Nike en todo un referente operando en más de 160 países en todo el mundo.

En su página web puedes comprar ropa para hombre, mujer y niños. Su tienda online oficial ofrece muchas prendas entre las que se encuentran: camisetas, camisetas de tirantes, tops, sujetadores deportivos, sudaderas con y sin capucha, polos, chaquetas y chalecos, mallas y leggings, pantalones, pantalones cortos. Las numerosas colecciones de zapatillas están divididas por secciones según el uso que se les quiera dar: running, sportswear, entrenamiento, tenis, golf, fútbol, baloncesto y personalizadas (NIKEiD*). Finalmente, podemos comprar también algún accesorio: bolsos y mochilas, gorros y gorras, guantes, bufandas, calcetines, espinilleras, balones, etcétera.

*Permite la personalización de los productos de la firma. Los pedidos hechos a medida dejan rienda suelta al usuario pudiendo elegir entre colores, materiales y agregando incluso su propia marca de identificación. El producto es entregado en un plazo máximo de seis semanas.

Wolfnoir

You may also like

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *